lunes, 23 de septiembre de 2019

TU PRESENCIA ALEJANDRO


—In memoriam Alejandro Reza Arriaga

Otra voz que se apaga, una vida cortada,
un amigo que se ausenta...
No nos da tregua el dolor
y la lágrima grita sobre los calendarios...
¿Cuántas páginas quedan en blanco,
en silencio tiritando?
Innumerables, quizá...
Pero no, ninguna,
no quedarán sin voces
porque los recuerdos se agolpan
ocupando todos sus rincones.

Tu presencia, Alejandro, es longeva
y no se diluye con tu marcha,
se hace fuerte,
nos hace fuertes tu sonrisa bondadosa,
tu pícara mirada al mañana,
tu decisión de días y años
por construir un prolongado “hasta luego”...
“Seguiremos adelante
y disfrutando los hoy que nos queden”
me dijiste dibujando un guiño,
tomándome de la mano,
presintiendo tu partida.

Tu presencia, Alejandro,
tu constancia y tu emoción
son latidos en mi, en nosotros,
más allá de la carne,
más allá de los silencios,
más allá de los ayeres cansados
que te sirvieron de camino...
Sí, querido amigo de siempre,
seguiremos adelante
disfrutando los hoy que nos quedan,
con tu mano en mi memoria,
con tu recuerdo en mi llanto.

XLC 22/septiembre/2019