martes, 28 de junio de 2011

SER O NO ESTAR ORGULLOSO DE LO QUE SOY

© Xabier Lizarraga Cruchaga
-Grupo Guerrilla Gay. con motivo de la XXXIII Marcha del Orgullo LGBTTTI, ciudad de México, 2011-

PERDONEN LAS MOLESTIAS QUE ESTA TOMA DE CONCIENCIA LES OCASIONE, PERO ESTAMOS TRABAJANDO PARA HACER MÁS LIGERO Y EFICIENTE EL TRÁNSITO POR LA VIDA...


La palabra "orgullo" es polisémica, laberíntica, caleidoscópica. Se la utiliza para bien y para mal; se la piensa y pronuncia asumiéndola como cualidad, como virtud, como logro: estimación propia [autoestima], hermosura de una cosa, causa noble... Pero también como defecto: arrogancia, ostentación, vanidad. Desde la década de los 60 se criticó, y no poco, que comenzáramos a hablar de Orgullo homosexual gay... de orgullo homosexual, de orgullo lésbico. Y que bajo la palabra "orgullo" comenzaran a organizarse, en diversas partes del mundo no sólo organizaciones y grupos de activismo sino también las anuales y festivas marchas que hoy muchos denominan LGBT o con todas aquellas letras que se consideran necesarias para intentar incluir a todos los que han (hemos) sido despreciados, discriminados socialmente, perseguidos o simplemente borrados por el orden heterocéntrico, de mentalidad binaria y genésica de la sexualidad. 


Activismos y marchas que hoy, varias décadas después, se han renovado y debilitado, se han fortalecido y diversificado, y a las que podemos llamar de una y mil formas: queer, arcoiris, de la diversidad sexual o incluso "sopa de letras", porque somos ocurrentes y estamos animados por el humor, y porque, le pese a quien le pese estamos orgullosos de ser. ¿Orgullosos de qué? -nos han preguntado y hasta gritado algunos. Y aunque no tendríamos por qué responder a preguntas necias, una vez más y con humildad, respondemos: Orgullosos de ser como somos, de amar a quienes amamos y de sobrevivir al desprecio histórico con que nos ha llenado el cuerpo y el ánimo de cicatrices dolorosas... Orgullosos de haber cultivado y trabajado nuestra autoestima, y orgullosos de no dejar de pulir y modelar, con no pocos tropiezos en el camino, una causa noble y digna, una causa que no se focaliza sólo en nosotros mismos, sino en todos: estamos dándole cuerpo y respiro a una convivencia sin desprecios, sin discriminaciones... estamos aprendiendo a respetar y a hacernos respetar.

Y en el proceso, estamos intentado alcanzar una utopía: que el animal humano pueda ser una especie orgullosa de sí, y no sólo una especie prepotente, responsable de catástrofes, guerras, rencillas, odios y desprecios. Orgullosos de no avergonzarnos de nuestros deseos y amores, y por lo mismo, decidido a no dejarnos avasallar más por la mirada miope y soberbia de aquellos que temen perder privilegios que se han otorgado a sí mismos, negándoselos a tantos otros... Aunque esos miopes y soberbios sean papá y mamá, el señor presidente o los jerarcas de las iglesias que se creen voceros de un dios en el que algunos de nosotros creen, aunque no necesariamente todos en el mismo. Y quizás lo más importante, estamos orgullosos de saber amar sin condicionar a los que amamos, como a veces nos condicionan su amor nuestros padres, nuestros hermanos, nuestros compañeros de escuela, de juegos, de trabajo... nuestros vecinos. 


Y tras responder a esa obcecada pregunta, pienso que nos hemos ganado el derecho y la voz para hacer nosotros algunas preguntas... y quisiéramos que las respuestas se materializaran en acciones concretas y pensando en todos y no sólo en esos miembros del club de vanidades y soberbias heteronormativas: 


-- ¿Por qué cuando unos padres ven que sus hijos triunfan en la vida y son reconocidos socialmente, tienen derecho a sentirse orgullosos, pero los jotos, las marotas, las vestidas y demás quimeras no debemos estar y sentirnos orgullosos de haber sobrevivido a la homofobia, a la misoginia y las moralinas de doble filo? 
-- ¿Por qué esa pareja heterosexual que se ha quedado embarazada, es tan arrogante y vanidosa, que no se permite ni por un momento imaginar que su progenia tal vez no será heterosexual?
-- ¿No es ese lado obscuro del orgullo lo que hace que los mandatarios, legisladores, jerarcas religiosos y demás homófobos consideren que sólo los heterosexuales son  (y merecen ser) ciudadanos de pleno derecho para amar y desear?


Y sin responder, nos hacen muchas veces otras preguntas lacerantes:
-- ¿Por qué no son lo que son y hacen lo que hacen entre ustedes sin ostentación, muy discretamente y en la intimidad? ¿Por qué tenemos que verlos? ¿Por qué nos obligan a enterarnos de lo que sienten, piensan y desean?



Y les respondemos muy claramente y sin hipocresías: porque el clóset es asfixiante y avala la homofobia; porque no nos da vergüenza ser como somos, porque nos aguantamos los miedos y porque tenemos el mismo derecho que ustedes a que nuestras vidas sean públicas y no censuradas. Nuestro orgullo es, antes que un mero calificativo, una emoción, un sentimiento y un hacer cotidiano. Y como toda emoción y sentimiento, sin duda tiene sus luces y sus sombras, sus trasparencias y opacidades, pero estamos trabajando todos para pintar de colores nuestro orgullo de ser... e incluirlos en esos colores a todos ustedes, porque somos sus hijos, sus padres, sus hermanos, sus primos, sus compañeros en esta vida... y sin duda, en ocasiones sus adversarios, que es lo que menos nos gusta, pero tenemos que insistir: ANTE LA HOMOFOBIA, NI UN PASO ATRÁS.


4 comentarios:

  1. Lo siento, lo comparto, lo reconozco, este escrito me ha movido tantas cosas, demás comentarios y preguntas en contra de nosotrxs siempre van a ser rebatidas con bases.

    Se que es el clóset, (a pesar de que nunca tuve uno)conozco a mucha gente todavía metida en el, una de las peores cosas que podría hacer sería construirme uno y meterme, nada más de pensarlo me angustio.

    Y como último, como has dicho madre: intolerancia con la tolerancia, siempre RESPETO.

    ResponderEliminar
  2. Me gustó, me gustó al borde de casi irme a la voragine de las lágrimas. Por que el estar en el closet implica mucha obediencia, mucho bajar la cabeza, mucho estar y no ser. Pero ir codo a codo, contigo, con Kay, con Alonso, con tantos otros y conmigo mismo aquel día de la marcha, significó tomar nuevamente el arma contra ese oscuro espacio del closet a la mexicana. Tomar esa arma de orgullo y dignificación de la vida, propia y compartida. Gracias por ponerlo en palabras Xabier, continue trabajando en esta toma de conciencias, siga molestando(nos) por lo que más quiera! Muchas Gracias, Fraternal abrazo.

    ResponderEliminar
  3. A veces cuando la realidad sobrepasa nuestra capacidad de resistencia atendiendo a las circustancias personales de cada individuo, el ser humano crea mecanimos de supervivencia que le permiten ayudar a transitar a un estado de mayor bienestar en un futuro. Ese mecanismo tiene el nombre de "closet" y más aún es un derecho. Los abogados le llamamos derecho a "la privacidad",a "la intimidad", coloquialmente conocido como "derecho al closet". Creo que es totalmente válido que una persona haga uso de este derecho en razón de sus circunstancias, porque así como el subconsciente brinda a través de sus mecanismos de defensa como la represión, la imaginación, la sublimación,etc, formas de abatir las realidades de la existencia misma que sobrepasan nuestra capacidad de "realidad", en mayor medida si una persona de forma "conciente" y "volitiva" utiliza "el derecho al closet" como mecanismo de resistencia, es totalmente legítimo y válido su mecanismo de supervivencia. Solo me resta decir, que en un estadio evolutivo a posteriori el ser humano, posiblemente, llegue a comprender que cada animal ("homo sapiens") ha aprendido sus propias técnicas de supervivencia que nos han llevado a crean una con-ciencia como especie animal. VICTOR HUGO FLORES RAMIREZ

    ResponderEliminar
  4. Carmelo Blazquez Jimenez BLOG:

    http://erranteandaluz.blogspot.com/

    Carmelo Blazquez Jimenez PORTFOLIO

    http://be.net/carmeloblazquez
    http://be.net/carmeloblazquez/frame

    links to other works:
    http://erranteandaluz.blogspot.com/2010/09/estudios-de-anatomia.html

    http://erranteandaluz.blogspot.com/2010/05/proyecto-de-fotografia-creativa-genesis.html
    http://erranteandaluz.blogspot.com/2010/07/trabajo-de-fin-de-curso-idep-la-muerte.html
    http://erranteandaluz.blogspot.com/2011/04/intimidad.html
    http://erranteandaluz.blogspot.com/2011/04/intimidad.html
    http://antebellumgallery.blogspot.com/2011/04/payaso-caliente.html
    http://erranteandaluz.blogspot.com/2011/08/sesion-oskar-wolf-ii.html
    http://erranteandaluz.blogspot.com/2011/08/sesion-oskar-wolf-i.html

    ResponderEliminar